El lado bueno de las cosas

El lado bueno de las cosas

Pat (Bradley Cooper) está en un psiquiátrico cumpliendo una condena por agredir al amante de su mujer, y tras observarle síntomas de trastorno bipolar. Cuando sale, se va a vivir a casa de sus padres a tratar de comenzar una nueva vida y recuperar a su mujer a pesar de la orden de alejamiento que ésta mantiene, y en contra de la opinión de sus padres. En estas se halla cuando se cruza en su camino Tiffany (Jennifer Lawrence) que también atraviesa por malos momentos emocionales y mentales tras la muerte de su marido policía. Con ella su vida comienza a cambiar poco a poco a medida que les va uniendo un vínculo muy especial y tras firmar un pacto de reciprocidad.

Es una comedia romántica basada en una novela de Matthew Quick con unos diálogos muy originales y rápidos. Si bien, y dado el género, se echa mano del recurso de la risa desde el minuto uno, no se hace de forma facilona sino siempre como medio de describir los desequilibrios que azotan a los protagonistas y al servicio del desarrollo de la trama. No es una simple comedia sin más.

Bradley Cooper, bien conocido por su Resacón en Las Vegas, está fenomenal, muy realista aunque quizás sus momentos de explosividad sean quizá un tanto exagerados. Contribuyen no obstante a dar cuenta de la enfermedad que padece, y que a lo largo de la película se muestra como superable. Jennifer Lawrence viene precedida por una nominación al Óscar por Winter´s bone en 2010 y ha obtenido el Globo de Oro por esta película en su categoría de mejor actriz comedia/musical. Está deliciosa toda la película: simpática, dramática, romántica y estupenda. Y no hay que olvidarse de Robert de Niro, padre de Pat, que es un obsesivo-compulsivo de tomo y lomo atrapado en el mundo del fúltbol americano (Eagles) y las apuestas, y que hace de su hijo su pócima para ganar. Con él se desarrolla alguno de los momentos dramáticos de la película como la conversación que mantiene con su hijo en la habitación que demuestra por qué es quién es. Un lujo.

El director David O. Russell acaricia de nuevo el éxito después de su película The fighter de 2010 con la que consiguió siete candidaturas para los Óscar aunque con un registro totalmente distinto. No está nada mal para un director con seis títulos en su haber. Esta vez ha sido distinguida la película con ocho nominaciones en las cinco categorías más importantes (cosa inusual) lo cual pueda resultar exagerado. Pero sí imagino a Jennifer Lawrence y Robert de Niro subiendo a recoger la estatuilla.

En fin, una película para entretenerse y pasar un buen rato de la mano de la interpretación de los actores, y que deja un buen sabor de boca. Y sus 12o minutos no se hacen largos en ningún momento.

Un comentario en “El lado bueno de las cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s